headerALT1.jpg
Estas aquí: Artículos de Interés Nacionales Fiesta de Aniversario

Fiesta de Aniversario

Queridas Parejas de Encuentro Matrimonial Mundial en Guatemala

Fue un 22 de noviembre del año del Señor de 2013 cuando embarcamos en un crucero al que habíamos sido invitados desde hacía algunos meses atrás.  Este crucero lo organizaron un Equipo de parejas entusiastas para conmemorar el 37° aniversario de ese sueño hecho realidad que se llama Encuentro Matrimonial Mundial en Guatemala, si, hace 37 años que una pareja visionaria y emprendedora dio inicio al viaje para llevarnos a ese nuevo mundo donde se descubre el Plan de Dios para el Matrimonio, los dones de nuestro Sacramento Matrimonial y esa comunicación responsable e íntima basada en el compartir de sentimientos y ha sido gracias a ese viaje que muchas parejas hemos vuelto a recuperar nuestra relación, a mejorarla y a vivirla con pasión.

Esa noche del viernes 22 llegamos al muelle con nuestros boletos en mano y nos recibió una alegre y amorosa tripulación integrada por marinero y piratas, en ese momento nos sentimos muy alegres como si estuviéramos en familia, pues así como nosotros, encontramos a bordo a muchas parejas que vestidas muy acorde a la ocasión decidieron así como nosotros subirse al barco.  Un barco que nos llevó en un viaje lleno de buena música, deliciosa comida y un ambiente lleno de amor.

Durante el viaje hubo momentos muy especiales como ese reconocimiento sencillo pero muy importante que se les hizo a Julio y Ofelia Morris y Carlos y Olguita Reyes, esas dos parejas “lobos de mar” que pueden contar la historia del movimiento en Guatemala como testigos presenciales pues han estado casi desde el inicio y siguen participando activamente siendo ejemplo de compromiso, amor, humildad y de liderazgo a través del servicio a todos los matrimonios que han sido y somos parte de Encuentro Matrimonial.  También a nuestros actuales Capitanes, Julio y Letty García-Salaz y Henry y Martina Marroquín que hoy llevan la responsabilidad de guiar el timón para llevarnos a buen puerto.

Queremos agradecerle a la tripulación, a ese Equipo de Parejas de piratas y corsarios que nos robaran el aburrimiento, el cansancio, la desidia y la apatía y a cambio nos entregaron un tesoro de alegría, de jolgorio, pero sobre todo un tesoro de unidad a través del amor y el servicio, nos hicieron sentir amados, importantes y valorados al máximo, con una intensidad tan grade que brota de la lucha por cumplir el “amaos los unos a los otros”.   Les agradecemos también a todas las parejas que aceptaron subirse al barco y que nos regalaron junto a la tripulación una fiesta maravillosa e inolvidable.

Queremos finalizar esta bitácora pidiéndole a Dios y a La Virgen María que bendigan a cada uno de los sacerdotes y matrimonios encontrados y a sus familias, que fortalezcan su Sacramento, que los hagan perseverar en su relación y su servicio y ponemos en sus manos a Encuentro Matrimonial Mundial, especialmente en Guatemala y que nos permitan seguir proclamando el valor del matrimonio y del orden sagrado en la Iglesia y en el mundo a través de la relación por medio de una comunicación responsable e íntima, viviendo los valores del diálogo, perdón, aceptación, escucha, confianza y afirmación.